TAPONES SOLIDARIOS

Posted on

El IES Asta Regia se ha unido a una campaña que consiste en la recogida de tapones de plástico para ayudar a niños con problemas de salud.

keira2

Este Proyecto tiene dos finalidades:

  • Ayudar a niños hasta 18 años que necesitan un tratamiento, intervención quirúrgica, aparato ortopédico, etc. no reglado en la sanidad pública.
  • Contribuir a la conservación del medio ambiente mediante el reciclado de tapones de plástico que, de no ser así, irían a parar indiscriminadamente a los vertederos.

Los objetivos son:

  • Ayudar a niños sin recursos a acceder a un tratamiento médico no reglado en el sistema sanitario.
  • Invitar a la sociedad a reciclar y a cuidar del medio ambiente realizando el simple gesto de guardar tapones de plástico en lugar de tirarlos a la basura.
  • Fomentar entre nuestros alumnos valores fundamentales como son la solidaridad, el compañerismo, el respeto al medio ambiente y la cooperación.

¿Cómo podemos ayudar?

Es muy fácil: solo tenemos que recoger entre todos el mayor número de tapones de plástico que podamos.

Basta con separar de los envases que habitualmente tiramos en casa (botes de champú, agua, tetra brick…) el tapón de plástico. El siguiente paso es llevarlos al instituto, y depositarlos en las cajas habilitadas para la campaña.

Pincha aquí para ver con detalle los tipos de tapones que se pueden reciclar en esta campaña.

Desde el Asta Regia nos encargaremos, con la colaboración de SEUR, de hacerlos llegar a la empresa recicladora (ACTECO), quien abona directamente a la familia beneficiaria la cantidad asignada .

Cada tapón que reciclamos es una expulsión menos de gases tóxicos a la atmósfera y una gran ayuda para algún niño/a.

En concreto, en esta campaña ayudaremos a KEIRA

CON VUESTRA AYUDA, KEIRA PODRÁ COMUNICARSE

CON SU ENTORNO MÁS INMEDIATO

keira1

Con esa gran ayuda, Keira podrá comunicarse con sus padres, con sus familiares, con otros niños mediante un aparato que ella controlará con su mirada y con sus párpados una vez ajustado a su silla de ruedas. Porque Keira, a causa de su encefalopatía, no puede hablar, y este aparato le dará el don de la palabra, aunque sea traducida.

Parece un milagro: una niña de seis años conseguirá comunicarse y sus padres sabrán en todo momento sus necesidades.

Deja un comentario